lunes, 23 de enero de 2017

La confesión de José Ottavis: abusado de chico, empezó a consumir cocaína y whisky para poder dormir

En una charla íntima con una revista, el diputado habló sobre su complicada infancia. Además, se refirió a su noviazgo con Vicky Xipolitakis




José Ottavis realizó fuertes confesiones a una revista. Si bien se sabía que el diputado tuvo una infancia complicada, en esta oportunidad se abrió aún más y contó que fue abusado cuando era chico y que por eso durmió hasta los 16 años con su padre. Además, explicó que sus adicciones, primero al whisky y después al alcohol (¿?), están relacionadas con su imposibilidad de conciliar el sueño por las noches, producto del violento episodio del que fue víctima.

Según Playboy, Ottavis contó que fue abusado cuando tenía alrededor de cuatro años junto a uno de sus hermanos, pero no tiene claro ni quién ni cómo. "Toda mi vida se repitió esa sensación de muerte, de tristeza, de angustia, de 'por qué me hacés esto'. Por distintas cosas. Acá fue un abuso, después fue vicio, después peleas, abandonos, violencia. Esa sensación de desesperación tiene un ruido, un gusto, es una sensación que me viene antes de dormir. Hasta los 16 años, mi papá dormía conmigo. Si no, no me dormía", contó a la publicación.

El político, debido a la situación traumática que vivió, no podía dormir por las noches: "Yo solamente me podía dormir en contacto con alguien. Es un tema que hasta hoy me persigue. Me dormí con mi viejo durante mucho tiempo y después, bueno, las mujeres. Durante 10 años tomé un litro y medio de whisky por día, para ver si podía ir generando el sueño. Empezaba a la mañana, entonces, a las 10 de la noche, tenía que caerme. Lo que yo no podía era ejercer la acostada. Y elegía no tomar la pastilla para dormir. Entonces, con el whisky, yo, durante un día entero, capaz al final, me dormía. Los 10 años de gobierno. Desde 2003″.

Reconoce que probablemente él hubiera funcionado mejor sin el alcohol, pero que eso le generaba "sensación de alegría y placer". Hasta que hace un año y medio conoció lo que él pensó que podía ser "una solución a sus problemas": "La cocaína. Mi gran problema no era el whisky, era no dormir. Tampoco tenía que buscarme una mina, porque no tenía miedo: no tenía que dormir".

Al respecto, asegura que en el ámbito de la política, muchos se drogan, pero pocos lo dicen. "A Máximo nunca lo vi drogarse. De La Cámpora nunca vi drogarse a nadie. Me imagino que se drogarán, o capaz yo soy el único. Yo soy de La Cámpora Recuperación. ¿Viste que está La Cámpora gay, La Cámpora tal? Bueno, yo soy La Cámpora Recuperación", agregó.

Su relación con Vicky Xipolitakis

Dicen que si uno desea fuerte algo, lo consigue. Ese fue el caso de Ottavis: "Unos meses antes de conocerla a Vicky, la vi en la tele y dije: 'Yo me voy a poner de novio con esta mina'. Cuando la conocí, de pura casualidad, y me puse de novio, no había tomado conciencia del grado de conocimiento que tenía ella, de que de verdad no podía caminar por la calle. Y la primera salida que hicimos juntos, me di cuenta de que eso me iba a poner en el foco público. Eso me hizo Vicky".

Sin embargo, no cree que el codearse con famosos le haya generado problemas: "Soy conocido por un hecho de mi vida, sí, farandulero, de suerte, de petiso, de que bailo, pero ninguno me pregunta: "¿Cuándo estrenás obra?"; me preguntan: "¿Y? ¿Cuándo vuelve Cristina?" o "¿Por qué no lo dejan laburar a Macri?". Estoy claramente identificado con mi laburo".

En pos de poder seguir ganando notoriedad y que la gente lo conozca, hizo su propio reality a través de YouTube, Real Politik: "Me permite entrar por el agujero del sistema y decir, con mi forma de ser y vivir, lo que yo pienso y cómo lo hago en términos colectivos. Los problemas se solucionan de una sola manera: teniendo el poder. Ahora, te tienen que votar para eso. El tema es que yo no vivo pensando en ser presidente. Yo vivo pensando en ser un diputado muy representativo". (TS)



11 comentarios:

  1. por eso se tomó revancha, abusó todos los argentinos durante 12 años!!

    ResponderEliminar
  2. que tipo patético, justifica su alcoholismo, su drogadicción...le falto explicar que lo que robo fue para llenar eses vacio...en su billetera. ah!! y seguro que en la campora nadie se droga...especialmente máximo!!!

    ResponderEliminar
  3. En "ciudad" leí esto y que tiene 36 años!!!? Dejate de joderrr parece mínimo de 44, 45 es un desastre este tipo, muy desvergonzado, un impresentable, un asco.

    ResponderEliminar
  4. este tipo no tiene bajo su custodia dos menores??? y lso jueces???

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTO LA FOTO DE LA CHORRA, QUE TIENE EN LA BOCA????????

    ResponderEliminar
  6. No le creo nada.Se droga porque se droga. Cuenta esa historia para dar pena, pero da más asco .-

    ResponderEliminar
  7. El único abuso es el que sufrio su mujer por culpa de el. Es todo mentira lo del abuso. El típico mentiroso que quiere escudarse en esta historia inventada el hecho de ser un drogon, alcoholico y golpeador de mujeres.

    ResponderEliminar
  8. Como le quitan seriedad a todo estos hijosdemilputas contando historias que ni ellos se creen.
    Que no sabe quien ni como....por favor!!!!pero sabe que lo violaron....
    Deja de joder enano falopero. Reconoce que te gusta el chupi y la frula.

    ResponderEliminar
  9. qué linda la foto con la One.. ella con esa verruga espantosa,y él escarbandose la naríz! Vomito,vomito el primer biberón.. jajaja..

    ResponderEliminar
  10. Todo esto que salió a la luz sobre su vida,debido a su exposición mediática; no puedo creer que nadie en las sesiones,reuniones, etc(vida pública) Cuántos como él,tienen que definir cosas importantes para nuestro país? // En las entrevistas,visitas,audiencias,etc(vida privada) para entregarle al hijo con custodia total,no haya notado nada sobre sus adicciones. Qué juez la otorgó sin escuchar a la madre? Tanita.-

    ResponderEliminar
  11. No vive pensando en ser presidente? Y quién catzo lo va a votar? Puede volver a ser diputado gracias a las listas sábanas

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba