sábado, 10 de diciembre de 2016

Juana Viale, como cualquier vedetonga, sube fotos en bikini a su cuenta de Instagram

Juana (¿O Carlitos?) 

Una inquietud... Últimamente se están viendo muchos ombligos raros, ¿no tendrían que hacer un curso ombliguero los médicos parteros?

Una foto publicada por Juana Viale (@juanavialeoficial) el

Una foto publicada por Juana Viale (@juanavialeoficial) el

Una foto publicada por Juana Viale (@juanavialeoficial) el

14 comentarios:

  1. Pobrecita, que cuerpo mas espantoso tiene!!! A los 40 ésta estará hecha percha, mala genética de parte de la madre, la hubiera favorecido sacar la genética de la abuela pero no..es bien Tinayre.

    ResponderEliminar
  2. A medida q la abuela envejece los nietos aparecen más. Tienen q seguir facturado cuando la abu, no este. Ella con todo es más pasable, pero el hermano es un chulo de manual, parece caficio llevando las trolas a la esquina, en su caso la abu, la madre y la hermana.

    ResponderEliminar
  3. Una vez mas me confieso.....ES HERMOSA!!!!! ahora que va madurando.... mas hermosa todavía......

    ResponderEliminar
  4. frakanosa insiste:

    https://twitter.com/radiomitre/status/807636854631702528

    ResponderEliminar
  5. El ombligo es un plato llano!!!!! compite con Fede Val cual de los dos lo tiene peor!!! Mon Dieuuuuuu

    ResponderEliminar
  6. Juanita es Juanita!!!
    En especial en ese videito de 1 minuto que circula en Internet. En eso es igual de brava como la madre, pero 2.0.
    Julia ¿Sabes a quien se lo dedicaba?


    El enviado de Santa

    ResponderEliminar
  7. De cara hermosa, de cuerpo está bastante baqueteada...

    ResponderEliminar
  8. Q penca el cuerpo d esta mina ultra infumable pufff

    ResponderEliminar
  9. "Se pueden cagar asì en una familia"
    Cuànta agua pasò debajo del puente despuès de esa frase cèlebre pasada por Crònica TV, de Juana Latrola, no?
    Tan vulgar, tan ordinaria...

    ResponderEliminar
  10. Es la argentina junto con la Suárez más bella!

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba