jueves, 15 de diciembre de 2016

Jane Birkin cumple 70 años, recuerdo de JE T´AIME MOI NON PLUS”. Videos


A mediados del invierno de 1967, el compositor francés Serge Gainsbourg estaba desesperadamente enamorado de BRIGITTE BARDOT

Hasta el delirio de haberle prometido componer la canción más bella de amor que se haya escrito jamás en el mundo. Una de esas tardes de amor y lujo, Serge convence a B. B. de que grabe esa canción perfecta de amor, pero con él.

El tema se llama ‘Je t’aime…. moi non plus’. Le explica que ambos deben estar cantando como si realmente se estuvieran haciendo el amor. Brigitte se excita con la idea y le dice que sí. Dos días más tarde, ambos graban el tema en el estudio B, de las salas de grabación de Barclay, en la Avenida Hoche, en París. Era el 10 de diciembre de 1967. Luego se ha sabido por boca del ingeniero de aquella sesión de grabación que tanto Serge como Brigitte se estuvieron masturbando para lograr mejores gemidos y susurros sexuales que fueran definitivamente reales. El arreglo era del gran Michel Colombier -Madonna lo contrató para sus tema de James Bond.

CANCION FORMIDABLE
La canción era formidable, porque tanto Colombier como Gainsbourg habían robado los mismos acordes y los pasajes de ‘A whiter Shade of Pale’, que durante los tres meses del verano había sido repetidamente numero uno en Francia. Todavía es récord absoluto de éxito en las listas francesas. Gainsbourg decía: “Ellos han robado a Bach, nosotros podemos robar a Procol Harum”.

La primera esposa de Gainsbourg, es decir, Elisabeth Levitsky, que era de origen ruso, como el propio Serge, era una de las asistentes de Salvador Dalí y amiga del poeta George Hugnet. Así que Gainsbourg era un habitual en el apartamento de Dalí en París.

La letra, asegura Gainsbourg, estaba inspirada en lo que decía siempre Salvador Dalí: “Picasso es español. Yo, también. Picasso es un genio. Yo, también. Picasso es un comunista. Yo, tampoco”. Ésa era la idea de ‘Je t’aime… moi non plus’ (“Te amo… yo tampoco”). El gran detalle significativo era haber compuesto una canción que era como la represión de no poder alcanzar nunca el amor físico hasta grados superlativos. El propio tabú del sexo. Esa letra está escrita como un auténtico diálogo entre dos amantes:

“Je vais et je viens, entre tes reins” (“Voy y vengo, entre tus caderas”. Literalmente: “Voy y vengo, entre tus riñones”).

“Tu es la vague, moi l’île nue” (“Tú eres la ola, yo la isla desnuda”).

“L’amour physique est sans issue” (“El amor físico es un callejón sin salida”).

Una vez terminada la canción, Serge Gainsbourg estaba eufórico y se fueron a un famoso restaurante parisino para celebrarlo. Allí le puso la canción a todo el mundo. Presumía de que podía haber grabado y cantado una canción “para hacer el amor” con el más impresionante símbolo sexual de toda la historia de Francia.

Al día siguiente, Radio Europe 1 radiaba el tema ante la sorpresa general. Mucha gente quedó escandalizada. Por la tarde, los abogados de Gunter Sachs, el marido corneado de Brigitte, habían amenazado con los tribunales a la emisora, mientras que Brigitte Bardot, ante semejante escándalo, le pedía encarecidamente a Serge que no publicara el disco. Gainsbourg aceptó la prohibición por miedo a las represalias de Sachs.

Fue también el final de un ‘amour fou’. Exactamente, 86 días había durado el apasionado ‘affaire’ con la Bardot. El propio Serge contaba los días. El compositor intentó convencer a Marianne Faithfull, Mireille Darc y Valerie Lagrange para que grabaran las partes de la Bardot. Pero Serge no logró conseguirlo.


Una segunda oportunidad
Diez meses más tarde, el cineasta Pierre Grimblat convence a Serge Gainsbourg para que sea el protagonista del drama ‘Slogan’. Serge tenía ya 40 años. Su ‘partenaire’ era una chica inglesa de 22 años llamada Jane Birkin, que había sido protagonista del mayor escándalo cinematográfico del ‘swing’ de Londres, al mostrar el vello púbico, como modelo, en la película de Michelangelo Antonioni, la célebre ‘Blow-up’, donde aparecen los Yardbirds de Eric Clapton.

Continuar leyendo aquí (viene lo mejor)


La otra versión:

Video:

Brigitte Bardot y Serge Gainsbourg



11 comentarios:

  1. Viéndola en la actualidad no se puede creer que una cartera tan cara lleve su nombre. Las hubo más hermosas.
    Era una chica cualquiera de los 60...

    ResponderEliminar
  2. Como dijo Brigitte Bardot ¡¡¡¡ Es un Himno !!!!.- Gracias Julia por el recuerdo.-

    ResponderEliminar
  3. Por favor...que hermosa era Brigitte, hermosa!!!!!!!!!!!!!!!!.

    ResponderEliminar
  4. Y lo es !!! Si la ves creo que es de las pocas que envejecio con dignidad.
    Natalia uy

    ResponderEliminar
  5. A Jane Birkin la ví en la película Gran Prix, ella hacía de novia de un corredor de fórmula uno, era muy bonita y llamativa, hoy yo tengo la misma edad que ella y lloré es esa época un montön con la película ya que el corredor moría, no era el que hacía de novio de Jean. Trabajaban James Garner, Ives Montand, Bryan Bedford,Eva Marie Saint, Toshiro Mifune. También en la película salia Fangio, y otros corredores de fórmula 1 la película era del año 1966.

    ResponderEliminar
  6. El vaticano lo prohibió al disco porque sino de tanta masturbación se iba a venir abajo.

    ResponderEliminar
  7. Yo no entiendo como este tipo tan feo tuvo esas mujeres tan hermosas.

    ResponderEliminar
  8. Las mujeres los prefieren feos.

    ResponderEliminar
  9. Era muy Deborah del corral

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba