miércoles, 10 de agosto de 2016

La defensa de Gustavo Cordera. Video



12 comentarios:

  1. no hay justificativo posible.

    ResponderEliminar
  2. CORDERA, DEVOLVE LA BOLSA, TE ESTAN DANDO DE LA MALA, SOLO UN TIPO CON LA CABEZA QUEMADA POR LA DROGA PUEDE DECIR SEMEJANTE BARBARIDAD.

    ResponderEliminar
  3. A Cordera y a Zafaroni, los encerraria en una celda con los convictos de Sierra Chica, y que despues recien hablen de lo que se siente ante una violacion, ambos son k, esta todo dicho, mierdas en su maxima expresion.

    ResponderEliminar
  4. En fin, Gustavito, salvando las distancias, es el Jim Morrison vernáculo. No se baja los pantalones y se agarra los genitales ante el público como lo hacía Jim, pero anda cerca. Es un provocador, usa el arte para provocar. El arte por el arte mismo. A las puertas de la percepción!
    De todas maneras, no entiendo un carajo lo que quiso decir, hay una mezcolanza terrible en sus declaraciones. Me gustaría saber cuáles fueron las repreguntas de los alumnos de periodismo presentes en la charla. La frase " sólo creo en las leyes de la naturalesa y no en las leyes humanas" me parece fuerte, pero sobretodo contradictoria con lo que siempre declaró que está a favor de las organizaciones de DDHH. Pareciera una declaración de principios, de un estado de vida salvaje.
    Te fuiste a la banquina Pelado!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bou!

      No se baja los pantalones pero se los saca.

      Mirá:

      https://twitter.com/palermito69/status/763389576983486464

      Eliminar
  5. Porque no piensa anrptes de decir barbaridades y pergolini lo defiende

    ResponderEliminar
  6. Te sentis?????? LO SOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. La "señora " manzanera se comio todas las manzanas......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaaj es eso o el botox
      que la mato!!!!

      Eliminar
  8. Estas muerto viejo de mierda degenerado.

    ResponderEliminar
  9. Buenos dias Julia,

    Desde ayer vengo escuchando repetidamente las insólitas declaraciones de Cordera. Si bien no comulgo con sus dichos en TEA, nobleza obliga informar que desde la propia institución pautan con el entrevistado que las conversaciones/entrevistas en el marco del encuentro IPI (asi se llama la materia) son de carácter privado y no pueden difundirse.

    En cierta forma es como meterte en el celular de tu pareja y acusarlo luego de haber tenido tal o cual conversación. De entrada, meterte en el ámbito estrictamente privado del otro está errado y nada que uno encuentre en este celular o aquel diario intimo, es discutible. Lo mismo sucede en el ámbito del análisis: decirle al analista que tenemos fantasías con violar o matar no lo habilita a ir a denunciarnos. Es un ámbito privado y punto.

    Por lo tanto, cualquier declaración dentro de ese marco de confidencialidad, sea en TEA o por whatsapp, no nos da derecho a levantar el dedo acusador, por mas que esa declaración sea llamativa.

    Ahora bien, en el supuesto caso que esa regla de confidencialidad no hubiera existido, entonces escucho las palabras de Cordera en su contexto y me encuentro con que dijo exactamente lo siguiente:

    "....No me gustaría matar a una mujer de 90 años, no me gustaría lastimar a una mujer de 90 años. No me gustaría prevalecer sobre una persona y violarla a no ser que esa persona me lo pida. Hay mujeres que necesitan porque son histéricas y necesitan para tener sexo ser violadas porque lo necesitan...."

    Me parece que Cordera se expresó mal y lamentablemente no se defendió con inteligencia. Realmente entiendo que estaba hablando de sexo y de las posibilidades, juegos y perversidades que se dan en ese marco. Muchas parejas juegan a ser violadas durante la relación con su pareja, es parte de la excitación, del juego, del placer. Cual es el problema?
    Entiendo que hablando de este tipo de juego obviamente consensuado, quiso explicar (y le salió para el traste) lo que muchos hacen en su vida privada y específicamente aclaró que a él ese juego no le gusta jugarlo. En su defena, podría haber argumentado que se explicó mal, pero en lugar de reconocer el error salió con lo del psicodrama y eso lo hundió diez metros mas.

    En fin, no me gusta el dedo apuntador ni los que traicionan el ambito privado para salir a contar las intimidades que nunca debieron haber salido de esa sala de Tea.

    Saludos y gracias Julia por el espacio

    L.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba