jueves, 23 de junio de 2016

La pelea secreta entre Juliana Awada y Nancy Pazos

En la biografía no autorizada de la primera dama se revela cómo ella influyó en la separación de la periodista con Diego Santilli.

Llegó el momento de narrar lo que en el PRO se considera un “caso testigo” de cómo Juliana Awada ejerce su poder en las sombras. Es la historia de Diego Santilli y su ex pareja, la famosa periodista Nancy Pazos. Dos de los protagonistas de los hechos hablaron para el libro “Juliana” con la condición de que no se los identificara como fuentes de la información.
Ya se sabe que la trama terminó en una escandalosa separación, pero conviene empezar por cómo arrancó.
Santilli, hoy segundo del Gobierno de la Ciudad, es uno de los macristas históricos que acompañaron al jefe desde sus comienzos. Cuando de cara al año 2011 dijo que le encantaría “ser jefe de Gobierno”, pensando en que Macri competiría en las presidenciales y dejaría ese casillero libre, las alarmas en el PRO sonaron.
Juliana, ya casi esposa de Mauricio, le dijo a él lo que pensaba: que detrás de esa movida estaba la ambiciosa Nancy Pazos. Santilli por sí solo no podía ser capaz de lanzarse a ese desafío, y menos de manera inconsulta.
Macri la escuchaba, pensativo.
Entre Awada y Pazos definitivamente no había onda. La primera no soportaba el estilo estridente de la segunda: Nancy opinaba sobre todos los temas, no se callaba nunca, incluso se animaba a discutir mano a mano con Mauricio y a darle consejos delante de otros.
Insoportable para Juliana.
Por esos días, en el cumpleaños de “Nicky” Caputo, el jefe le dijo a Santilli:
–Yo te quiero a vos en Pilar, de intendente.
Confinarlo a su funcionario a ese agreste municipio de la zona norte del conurbano era una manera brutal de bajarle los humos.
Cuando Nancy escuchó la oferta de boca de Santilli enfureció:
–¿Pero vos no le escupiste en la cara? Vos acá sos el tercero, detrás de “Gaby” Michetti que no existe y de Larreta…
Santilli días después le comunicó su negativa al jefe y le explicó que estaba para más. Por entonces era su ministro de Ambiente y Espacio Público y tenía una notable presencia en los medios, producto de la habilidad y la agenda de su mujer periodista.
Macri aceptó el “no” de mala gana.
Poco después volvieron a verse, esta vez los cuatro: Santilli y Nancy contra Mauricio y Juliana. Fue en una cena que organizó el ministro con un grupo de comerciantes de la zona norte del conurbano, en un restaurante de Belgrano, sobre la avenida del Libertador. La cena había comenzado sin Macri, quien llegó al rato con su esposa.
–Hola, Diego –lo saludó a su funcionario.
Y luego habló Juliana:
–Ah, hola, ¿cómo anda el señor al que le queda chico Pilar?
Santilli pasó por alto el venenoso comentario.
Su mujer se quedó paralizada.
Awada estaba al tanto de los detalles más mínimos. Y pasaba factura sin perder su sonrisa encantadora.
Nancy hace poco le contó a un amigo:
–En la cabeza de ellos, yo era la que se había negado a que Diego fuera a Pilar.
También concluyó:
–A Macri le encantan los empleados, no los aliados. Y yo laburaba para Santilli, no para él. Le parecía inmanejable.
La periodista dijo que nunca vio a ninguna primera dama manejar su poder “de una forma tan femenina” como Awada, sin ir al choque, como hacían los hombres, sino desde la trastienda.
–Es divina –la elogió ante su amigo–. Eso sí, le falta pedigreé.
Los encuentros entre las dos parejas, que al comienzo de la relación de Macri y Juliana eran frecuentes, empezaron a espaciarse.
Y un día, Macri le dijo a Santilli:
–Por favor, no la traigas más a tu mujer.
Era un pedido de Awada.
Durante años Santilli y su mujer habían sido  invitados permanentes de él en su departamento de Barrio Parque. Pero eso fue hasta que apareció Juliana.
Y eso que el ministro y la periodista le habían regalado a la primera dama porteña una hermosa bicicleta negra de estilo inglés, con cuero en los manubrios, igualita a la que ella les había elogiado cuando estuvo en su casa. El detalle pareció no sensibilizarla.
Santilli y la marginada Nancy se separaron en marzo de 2013, cuando él hizo las valijas y abandonó el departamento que compartían con sus tres hijos.
Poco antes del desenlace, Santilli tuvo una reunión reveladora con Macri. Hay dos versiones de cómo fue la charla.
–¿Qué problema tenés con Nancy? –le preguntó Santilli en la versión que le transmitió a su entonces mujer.
–Mirá, yo no me quiero meter –avanzó el jefe–. Pero me parece que lo mejor para vos sería estar con una mujer que te hable de otras cosas cuando llegás a casa, que te escuche, que el hogar sea un relax…
Según esa versión, Santilli le respondió:
–Mauricio, yo a Nancy la conocí así. Te agradezco tu preocupación, pero a mí me ayuda ella.
La segunda versión es la que el mismo Santilli le confió a algunos amigos:
–Mauricio fue un gran consejero mío en la separación. Fue la primera mía, él ya tuvo tres…
En esa segunda versión, el funcionario parece más receptivo al consejo del jefe. Que era, claro, el mismo consejo de Awada.
Por esos mismos días, Marcos Peña, mucho más desconocido que hoy, contactó vía correo electrónico a Pazos y le pidió una reunión sin especificar el motivo.
Ella reaccionó ante Santilli:
–Es un tarado, que te pida permiso a vos si quiere verme.
Una vez que se cumplió la formalidad, la periodista y el funcionario se vieron las caras. El aplicado Peña, por orden de sus superiores, intentaba llevar la conversación hacia lo que Nancy pretendía hacer con la carrera de Santilli. Ella, divertida, se entretenía hablando del macrismo en general y de su jefe Mauricio en particular.
–Toda esa charla fue un sinsentido –me comentó un testigo del incómodo encuentro.
Hubo otro momento de tensión antes del final y fue en la fiesta de casamiento de Augusto Rodríguez Larreta, el hermano de Horacio, el actual intendente porteño. Por esos días de octubre de 2012 el PRO estaba convulsionado porque “Gaby” Michetti le acababa de decir “no” a Macri, quien quería que fuera candidata a gobernadora en la provincia de Buenos Aires. Ya por entonces la actual vice se mostraba indomable.
En la fiesta, Nancy Pazos interceptó al jefe desairado:
–Mauricio, una pregunta y te dejo tranquilo. ¿Qué le dijiste a “Gaby” después del “no”?
Macri quiso evadirla:
–No, yo ya sabía. Cada uno hace lo que quiere.
Pazos se puso firme:
–Alguna vez tenés que bajar línea, no que cada uno haga lo que quiera. Digo, si querés ser Presidente.
Macri dijo con tono zen:
–Si tengo que llegar, llego… Si no, la tengo a Antonia, a Juliana…
–No digas eso que nos desalentás de una manera terrible –se enojó Nancy–. Mi marido se levanta todos los días a las 6 de la mañana para que seas Presidente y vos decís eso…
–¿Vos querés decir que llegué de casualidad adonde estoy? –ironizó Macri.
–De casualidad, no. Con todo lo demás destruido. Vos tenés que convencer a tus dirigentes –la periodista lo seguía aguijoneando.
–Bueno, Nancy… –el jefe trató de sacársela de encima.
Ella propuso:
–Si querés un día nos juntamos y lo hablamos bien. Pero te voy a hablar como Nancy Pazos, no como la esposa de Santilli.
Macri sonrió con gesto sobrador:
–Sí, a mí queda muy claro que vos sos vos. Lo que no me queda claro es si Santilli cuando habla es Santilli o si sos vos…
–¿Sabés qué? –explotó Nancy–. Vos sos un hijo de puta. Chau, me voy a bailar con el mejor de la fiesta, que es mi marido.
Fue la última vez que hablaron.
Dos semanas después, Santilli acudió a una reunión en la casa de “Nicky” Caputo, el otro yo de Macri, y tardó más de la cuenta en volver. Llegó a su departamento de madrugada, y con gesto demasiado serio.
–Después de esa noche él ya no fue el mismo conmigo –le dijo Pazos a un amigo.
Su discusión con Macri en la fiesta de casamiento había precipitado todo.
En agosto de 2013, la ruidosa separación terminó de finiquitarse cuando Santilli –ya mudado– apareció junto a una sensual modelo, Analía Maiorana.
La modelo le dijo alegremente a la revista Gente:
–Los dos estamos solteros, ¡no es pecado!
Un año después se casaron.
Lo que Nancy Pazos no sabía hasta hoy es que entre las amigas de la modelo que vino a reemplazarla hay una muy especial, con la que la nueva novia se conocía desde hace un largo tiempo.
Es Juliana.
El propio Santilli me dijo:
–Analía la conocía de antes a Juliana. También a otros amigos de Mauricio, Gustavo Arribas y Martín Seefeld, el actor.
Pero no largó más prenda que esa.
Contó, eso sí, que con Maiorana había vuelto a cenar al departamento de los Macri, donde su ex tenía el ingreso prohibido.
Su carrera retomó un rumbo prometedor.
Está casado con una amiga de Juliana, y no con una periodista impertinente a la que los Macri –es decir, la que persuade y el que cree que manda– consideran un estorbo.
¿Awada, la amiga de Maiorana, había oficiado de celestina?
Mejor no hacer conjeturas.

56 comentarios:

  1. Esto es puterio del bueno!!! Quiero mas!!!

    ResponderEliminar
  2. Que jodido que está todo carajo!

    ResponderEliminar
  3. Re interesante esta intriga palaciega!!!! Con razòn Pazos está tan resentida.

    ResponderEliminar
  4. Esto hace que la valore aun mas a Nancy, con sus rayes, su mal gusto pare vestirse, su verborragia. Es honesta en su pensamiento y lo fue siempre. No se calla, no la "mandan a callar, la visten linda y hace de florero".
    Juliana esta criada en familia "bien" para hacer de mujer decorativa. Cuando vino Michelle Obama no sabia ni leer. Michelle dando un discurso inspirador y Juliana no podia leer de corrido.
    No es "culpa" de Juliana, esta criada asi, con suerte se da cuenta que tiene un lugar importante y que puede hacer cosas. Miren a Maxima, todo lo que hace, como opina, como se la valora y sin dejar de "vestirse linda".
    A Nancy todos los que saben de periodismo la bancan, la valoran, incluso en su peor epoca de derrape Lanata salio a bancarla.
    Y Santilli agacho la cabeza, mejor, asi libero a Nancy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juliana familia bien????? Sus padres inmigrantes turcos muy buenos para hacer negocios!!! De dónde viene Máxima es una cosa muy distinta , y además preparada!!!

      Eliminar
    2. ... Y "la casaron" con un Belga que le diera status. Insisto que ojala se de cuenta que tiene un rol que puede ser importante. Que al menos aprenda a leer de corrido. No lo digo con ironia.

      Eliminar
    3. Maxima ??!!! Maxima era terrible gato y trepa en sus mejores épocas, o creen que al colorado cabeza de huevo rascado lo quiere por lindo?

      Eliminar
  5. Puterio barato orquestado por jamás inmundos que ya se agarran de cualquier cosa por que saben que no vuelven más

    ResponderEliminar
  6. Uy. Ya aparecerán los fanáticos de Nancy Pazos a comentar a diestra y siniestra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, los defensores de la hierveconejos. Parece que a la tipa le gustaba meter el aguijón. Una cosa es que seas curiosa, decidida y otra que seas una metepúa y fanfarrona. "me voy con mi marido que es el mejor de la fiesta"...Andá a lavarte las tetas!! Que estás subida a un pony borracho!! Mirta Legrand también se hace la elocuente, la que saca caretas haciendo preguntas filosas y lo único que consigue es que no la soporten. Es una agrandada la enana petarda esta, y por eso se quedó sin marido, que también era un boludo.

      Eliminar
  7. ¡Ay Noticias! que raro con ese periodismo al mejor estilo tio Rial... No creo para nada y menos ese tipo diálogos. Y si asi fuese, viendo alguna vez a la Pazos en el programa de De Brito, es insoportable, cree que tiene la posta y la razon en todo. Algo habrá en esta mujer por eso la registro por contar sus intimidades de la separación y su novio joven.

    ResponderEliminar
  8. Guau! es House of Cards!!!!

    ResponderEliminar
  9. o sea que Santilli es mas pelotudo de lo que se piensa.

    ResponderEliminar
  10. Me encantó! poco importa si es verdad, creo que taratuto tiene la segunda parte de "Me casé con un boludo" Es un super guión!
    cuanta imaginación!

    ResponderEliminar
  11. Que insoportable Nancy Pazos, presionando al marido para que "exija el puesto que ella pensaba que merecía"...le llenaba las pelotas como melones. Así terminó. El tipo se fue al cara.jo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja es cierto debe ser infumable la gorda

      Eliminar
    2. Por eso dice el dicho: " detrás de todo gran hombre hay una gran mujer"...muchos hombres se subvaloran y ahí es donde entra la mujer que lo acompaña, no veo mal que sea ambiciosa porque como dice más arriba " su hombre era el que trabajaba para apoyar a Mauricio"...

      Eliminar
  12. No me digas.....les gusta que les digan a todo que sí, pobre país con los malcriados estos. Siempre se pisa al que sobresale y guste o no hacen lo que en el pasado otros iniciaron.

    ResponderEliminar
  13. jajajaj armando puterio con una sonrisita, como buena turca!!
    Para mi es lo mas la Awada, fina, elegante, tan distinto a toda la grasa que nos rodeo durante tanto tiempo!!

    ResponderEliminar
  14. Santilli se separò porque no estaba enamorado de Nsncy y punto.Lamentable que no fue de frente como buen hombre e hizo papelones

    ResponderEliminar
  15. Nancy Pazos es una grasa por eso seguro no querían que vaya más a las cenas, ya con verla en el programa de De Brito te das cuenta que interrumpe a todo el mundo diciendo cosas sin sentido o que ofenden. Me la imagino en una cena con Macri diciéndole como q tiene q comportar, por favor!!! Eso déjalo para hablarlo con tu marido no con alguien que evidentemente no te dio la confianza para que le des consejos. Es una desubicada, y si Juliana no se la bancaba no tiene nada de malo no tienen porque agradarse una con la otra.

    ResponderEliminar
  16. Nancy se saco a un tipo felpudo, nunca me gusto.

    ResponderEliminar
  17. Nancy Pazos es la viuda eterna de su relación con Santilli...equiparable a Silvia Suller con Soldán...

    ResponderEliminar
  18. jajjaja ¿los diálogos están desgravados? ¿Santilli y la ex no tenían vida privada? después de años y 3 hijos se separaron por terceros, cuartos, quintos...si todo el libro es así, se gano fácil la $$$ la o él escribidor.
    Juliana es diferente y con clase, quizás por su origen y educación multicultural y cosmopolita. Muchas mujeres de familias patricias quedan reducidas a su historia y a estereotipos que no generan nada en la gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  19. Ahora entiendo el porqué del odio hacia el PRO, que desde hace tiempo tiene esta mina.

    Larry Cotta

    ResponderEliminar
  20. lo felicito a santilli se saco a esa gorda venenosa de encima

    ResponderEliminar
  21. Nancy Pazos queria ser la primera dama de la CABA, estupida!quien te dio la ideota q eras alguien q habia q escuchar??? se te subieron los humos? bueno, tu ex marido te los bajo, conocio a otra y se fue a la mierda. PUNTO.
    Se al menos periodista y deja el chusmerio.

    ResponderEliminar
  22. `Maxima es hija de un genocida, si juliana es hija de un comerciante no hay punto de comparación.El comercio es una actividad lícita y honrada.El genocidio es una aberración.Si Juliana aconseja a su marido no está mal, de última Macri resuelve lo que piensa es mejor para el País.En cuanto a Nanci Pazos, cuando un hombre deja de amarte al punto de abandonar el hogar no podes culpar a nadie.Todo lo demas me parece puterío gratuito.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauricio dijo en una entrevista que se divorció de Isabel Menditeguy porque quería aconsejarle cosas de política; si con lo preparada que era Isabel ( Carrera en Ciencia Política con Master incluído) no podía estar a su altura para hablar de política ¿cuánto puede aconsejarle Juliana?. Para mí Mauricio no se bancaba a Nancy ( los hombres no soportan mujeres con ideas propias) y aprovechó que su mujer tampoco la bancaba y la utilizó de plomero líquido y les hizo creer a todos que se peleó por ella. Por otra parte, las mujeres como Juliana, con sonrisita compradora y buenos modales, suelen ser más bichas que las que gritan, también suelen llegar más lejos. Como mujeres deberíamos tener en cuenta eso.

      Eliminar
  23. 10.21 y 10.30 " anónimos" yo diría que son dos (o el mismo) jeropas mentales. La comparación es imposible desde todos lados.-

    ResponderEliminar
  24. La Pazos, es una mujer sin clase, sin limites, basta recordar, como contaba sus intimidades en una casa rodante, sus fotos, etc, etc, no es mujer para un politico que quiere crecer. Awada, contrariamente a lo que dicen todos lo resentidos que estuve leyendo, no solo es una mujer discreta, fina, inteligente, sino que se educó en un muy buen cologio, así que eso que no sabe leer, no me parece una evaluaciín honesta, ya que Michelle Obama tiene entrenamiento de años, para hablar en público. Cada persona decide lo que mas le gusta hacer con sus habilidades o vocación, ella se preparó en el diseño de indumentariak, y esto no la hace mas o menos capaz a otra que decide ser ingeniera o médica.
    Cuanta gente envidiosa, mal intencionada, opina !!!todas las mujeres, que tenemos buena relación con nuestros hombres, conversamos, cambiamos ideas, todo esto enriquece una relación y hace que sea sana y vital.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja no da ni para responder, encontrarle como defecto ser hija de inmigrantes, cuando es esa justamente una de las riquezas culturales de Argentina. Macri acaso no es hijo de un italiano? Critican y olvidan que tuvimos una presidenta de padre desconocido, extensiones rojas, unas postizas y lentejuelas. Hay que tener memoria y ubicación tiempo y espacio. Lo importante no es el origen, sino tenerlo asumiendo y no escondido.

      Eliminar
    2. Vuestros comentarios me recuerdan una frase del Derecho Penal: "Feos, sucios y malos...lindos, limpios y buenos", no hay que definir lo bueno o malo del pájaro por la pluma que lo viste. Después de tantos años de malos gobernantes, si pensamos que alguien es bueno por como se viste o a qué colegio asistió, seguimos fallando...

      Eliminar
    3. no solo es hijo de inmigrantes sino que de inmigrantes del sur (calabres).
      coincido en todo lo que ustedes dicen, el patrimonio cultural de la nacion es precisamente la inmigracion, esa inmigracion laboriosa dedicada al trabajo y al crecimiento intelectual de sus hijos.
      lamentablemente esa inmigracion es la que fue reemplazada por la actual y asi estamos.

      Eliminar
    4. Totalmente de acuerdo con 14:53, qué mal que estamos si nos distraemos con esos temas vanales

      Eliminar
    5. *banales disculpen

      Eliminar
    6. Nose pero cuando el pais dejo de estar gobernado y poblado por criollos se fue a la mierda y hasta ahora no sale ni va a salir, porque no hay verdaderos argentinos. los inmirgantes vinieron a un pais que era potencia, nunca van a migrar a un lugar como somalia. Me parece qque hay mucho mito con la inmigracion.

      Eliminar
  25. Está tardando en aparecer el que siempre defiende a pazos, el q elogia su vestimenta, el que se refiere a sus hijos como TNT...o el borda se quedó sin señal de wifi?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo llamesssssssss......

      Eliminar
    2. Me hizo gracia lo de loz TNT pero es la forma cariñosa que Nancy llama a sus hijos

      Eliminar
  26. Confirma lo que siempre supuse de esta mujer, Pazos, que es definitivamente insufrible.
    Pero la primera dama, y habiendo hijos de por medio, ni debería haberse involucrado en ese matrimonio, que por lo visto la pareja presidencial colaboró para que se rompiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naaaaaaaaadie colabora para que se rompa una pareja!
      El tipo se calentó con la mina y se fue! nadie le puso en revólver en el marote che!

      Eliminar
  27. El tener un master en ciencias políticas no significa que puedas aconsejar a nadie.El buen consejo proviene de un buen criterio,y eso no se estudia en ninguna universidad , se tiene o no se tiene.-

    ResponderEliminar
  28. No sé si será odio al PRO, Larry. Pero seguro es odio a las mujeres más lindas, jóvenes y flacas que ella.
    Que Nancy no encaja con Juliana, B.Diez y Stanley es evidente (incluso con la mujer de del Sel, si nos descuidamos). Pero si Macri y Awada hubieran querido enganchar a Santilli con otra, no habrían elegido una mujer casada como Maiorana, porque el adulterio suele deteriorar la imagen del político.
    La dejó por grasa e hinchapelotas y porque se calentó con la otra.
    Después, ya se sabe que Fontevecchia y Zunnino (otros despechados) te van a armar una novela política con los rencores de la gorda para pegarle al gobierno.

    ResponderEliminar
  29. Muy buenos algunos comentarios, quizá discrepo pero son inteligentes.
    4.14, muy bien!14.54 Felicitaciones!13.34. 14.46
    Muy buenos.

    14.50.,es tal cual, Macri es hijo de calabrés, mi Dios, la mujer es otra cosa, (me siento identificada) e Isabel Menditeguy una mujer muy culta,. hermosa, y el bruto de F. Macri no la soportaba.Por bruto!

    No quiero escribir porque son muy buenos los comentarios, muy buenos!

    ResponderEliminar
  30. Jajaja, Nancy qué, Pozos, esa mujer parece un "niño rata", ni con tanto revoque le arreglan la caripela a ese equeco. Y encima se enoja porque ya no come "caviar" del bueno.

    Esto siempre ha existido, el dinero llama a las mujeres hermosas, los autos caros y el life style del que siempre la tuvo, la tiene y seguirá teniendo ($$$), las mujeres tienen su "mercadería" cada una tiene su plazo de vencimiento, lo ofrecen, y tratan de conseguir lo mejor y listo. No hay nás nada que entender, no es física cuántica.

    El hecho de tener dinero no implica tener buen gusto ni nada por el estilo, pero que lindo es levantarse y revisar esa linda catidad de ceros, por eso y mucho más las mujeres te ven rubio ojos claros, y eso es un hecho que está más que comprobado con la historia misma de la humanidad.

    ResponderEliminar
  31. jajaja... me quedo con el comentario de Mariana (8.56).

    No creo mucho en la historia, pero Macri tiene ciertas actitudes muy sutiles de quién no acepta opiniones en contra, solo que por ahora las morigera porque necesita afianzarse en el poder, por ejemplo cuando fue la interna entre Michetti y Larreta. Y me llama siempre la atención que a sus ministros no se les cae de la boca "Mauricio dijo que hiciéramos esto... o lo otro...", me hace ruido esa muletilla, que es bien de felpudos verticalistas... ya lo conoceremos más cuando se sienta con poder pleno.

    ResponderEliminar
  32. Pero al final tenia razón la Nancy pazos. ..mientras estuvo con ella fue para arriba , era nombrado en varios sectores políticos, ahora ni se siente ...tendría miedo macri que le sacara protagonismo político? Y por eso saco del medio a Nancy? ???

    ResponderEliminar
  33. Si Santilli la dejó es porque quiso, si él hubiera estado bien con Nancy no se hubiera fijado en otra mujer por mas celestinos que hubieran en el medio.

    ResponderEliminar
  34. 0:03 bos no té preocupes que con las faltas de ortografia nos entendemos igual, y vemos que vos tanvien entendes. Bo viste que pa reconocer el conjunto de símbolos de nuestra lengua, lo fonemas no importa que sean esactos. Con que reconoscas el ruidito que hacen basta. Y se ve los reconocé perfeto.

    ResponderEliminar
  35. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  36. Yo creo q la dejó porq abrió los ojos y vió lo fea que es y por lo atolondrada que es hasta para cuidar los hijos XD XD

    ResponderEliminar
  37. Entre todos los protagonistas de esta historia no llegan al coeficiente intelectual de un chimpancé.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba